Las diferencias entre una fosa séptica y un pozo negro

637 46 58 26
Las diferencias entre una fosa séptica y un pozo negro

Como especialistas en el desatasco de tuberías Las Palmas hablamos hace algunas semanas de la limpieza de los pozos ciegos, un elemento constructivo en el que se vierten las aguas residuales de las viviendas que, por estar muy alejadas de los cascos urbanos, no pueden conectarse a las redes de alcantarillado. 

Sin embargo, desde hace ya unos cuantos años, como expertos en el desatasco de tuberías Las Palmas, sabemos que la normativa obliga a sustituir los tradicionales pozos negros por otro elemento conocido como fosa séptica dado que éstas cuentan con un pequeño dispositivo para el filtrado de las aguas residuales antes de que vuelvan al subsuelo. De hecho es bastante frecuente que, cuando nos llaman, en un primer momento el cliente no sepa distinguir si se trata de una fosa séptica o de un pozo negro, porque son dos construcciones muy diferentes. 

Aunque en ambos casos se trata de sistemas para la eliminación de las aguas residuales, existen notables diferencias entre ellos. El pozo negro es un simple agujero en la tierra al que van a parar las aguas de la vivienda. Puede estar construido con paredes de ladrillo, de cemento o, incluso de hormigón, pero el suelo debe ser siempre de tierra para poder filtrar el agua.

Por su parte, la fosa séptica, además de almacenar las aguas residuales, también las trata eliminando parte de los agentes contaminantes y, posteriormente, las devuelve a los cauces subterráneos. El tratamiento de las aguas residuales incluye la remoción y almacenamiento de los sólidos inorgánicos, el procesamiento de las aguas residuales y la eliminación biológica de agentes patógenos.

En Desatascos Mario López nos ocupamos de la limpieza de pozos y fosas sépticas y podemos asesorarte para actualizar tus instalaciones.